Archivado en la Categoria 'Subcultura'


Muerte por entregas

Jueves, octubre 3rd, 2013
Iluminaciones, Libros, Subcultura | 1 Comentario »

RobotBrain

El viaje había discurrido sin incidentes. Bajábamos en familia desde Nottingham hacia Ipswich por la gran carretera del norte. Me volví a mi esposa y le dije…

 - Vamos a hacer un experimento mental. Imagina que me es-tuviera muriendo de una enfermedad incurable y que todas mis facultades mentales estuviesen íntegras, y que tuvieras la oportunidad de transmitir toda mi conciencia mental y toda mi capad.– dad a un ordenador. ¿Lo harías?
- Oh, no —fue la respuesta—. No serías tú, no serías real y sería artificial. No me gustaría nada.
- ¡Oh! Bueno, supón que la transferencia fuera a un androide, una máquina de apariencia humana que tuviera todas las cualidades ambulatorias y táctiles mías, la persona real, ¿qué te parecería eso?
- Oh, no, seguirías sin ser tú, seguirías sin ser real y no me gustada nada. ¡Qué idea tan horrible!
- Vale, imagínate que dentro de 10 minutos tenemos un accidente y pierdo la pierna y me tienen que poner una pierna de lata, ¿podrías acostumbrarte a mí con una pierna de lata?
- Oh, si, no pasaría nada.
- Y si dentro de unos años pierdo un brazo, ¿podrías vivir conmigo si tuviera un brazo y una pierna de lata?
- Si, me parecería bien.
- ¿Aunque esa pierna y ese brazo no fueran más que simplemente un pedazo de lata? Imagina que la tecnología hubiera alcanzado el punto en el que parecieran piel real y fueran completamente funcionales?
- ¡Oh, eso sería mucho mejor!
- Interesante. Entonces, si tuviera que llevar un marcapasos, ¿eso te parecería bien?
- Sí
- ¿Y un riñón artificial?
- Sí
- ¿Y qué me dices de un páncreas artificial? Al fin y al cabo, ahora están experimentando con prototipos y no tardarán mucho en hacer algunos que podamos permitirnos.
- Bueno, supongo que eso también me parecería bien.
- En la Universidad de Sheffield hay un profesor que está trabajando en ojos artificiales; son completamente electrónicos. ¿Quién sabe? Tal vez algún día puedan ser implantables, de modo que si mis ojos me fallaran, si tuviera que reparar mis ojos con sustitutos electrónicos, ¿eso te parecería bien?
- Bueno, supongo que sí.
- El otro día me fijé en que Jack Ashley el parlamentario tenía un oído interno electrónico adaptado para devolverle la capacidad auditiva después de muchos años de sordera, así que supongo que si mis oídos me fallaran, te sentirías muy feliz de yerme con un oído electrónico.
- Bueno, si.
- Imagina que me falla el hígado y también tengo que sustituirlo.
- Bueno, vale.
- Mi estómago y mi bazo y…
- ¡Un momento, no voy a dejar que te mueras por entregas!
- Bueno, ¿en qué punto dirías que no soy yo quien habita esa amalgama de carne, sangre, metal y electrónica? ¿En qué punto no soy yo? ¿Es cuando demos el paso final de transferir mi cerebro desarrollado biológicamente a un cerebro desarrollado electrónicamente? ¿Ese es el punto de ruptura a partir de cual ya no soy yo?
- No lo sé, pero no me gusta y si pudiera elegir, no lo haría!
- Entonces vamos a retroceder un poco en este experimento. ¿En qué punto sería aceptable para ti? Ya has dicho que me acepta-rías con un brazo y una pierna y el páncreas y el corazón postizos.
- No quiero seguir pensando en eso!

Esta discusión había sido la repetición de un experimento mental anterior que había probado con mi madre algunos años después de que mi padre muriese. Le había sugerido que en el futuro podríamos haber sacado su conciencia de su frágil y moribundo cuerpo, que apenas era capaz de soportar un cerebro todavía completamente funcional y muy activo, y podríamos haberlo metido en un superordenador. De forma similar, se opuso vehementemente a la misma idea de transferir a un ser querido a una forma de máquina. Lo interesante es que mi reacción a la propuesta fue que yo habría hecho cualquier cosa que hubiese mantenido el contacto con ese intelecto, ese ser, esa persona que había iniciado mi vida. Esa entidad que me había alimentado, enseñado y amado desde el momento en que nací hasta que por fin me dijo adiós. Su manifestación física importaba menos para mí que su gran pérdida. Yo habría hecho cualquier cosa para mantener el Contacto con él de cualquier forma. Desgraciadamente, nunca tuve el valor de hacerle en sus últimos años la misma pregunta, y qué decisión habría tornado él. Supongo que a medida que me haga mayor esta pregunta se volverá recurrente y, quién sabe, tal vez pueda incluso ser pertinente para mí. Si no pertinente para mí, entonces desde luego que será pertinente para mi hijo o para el hijo de mi hijo o para quien sea. En algún momento del desarrollo de nuestra tecnología, será casi seguro que se dé el caso de que podamos transferir mentes y seres humanos a alguna forma de máquina. Con nuestra tasa actual de progreso, en menos de 20 años veremos superordenadores con una capacidad de proceso y almacenamiento equivalente al cerebro humano. Cierto, serán físicamente más grandes y probablemente no tengan capacidad ambulatoria, pero eso es sólo el principio. En menos de 30 años, el desarrollo de tales máquinas debería haber llegado a nuestros escritorios, o incluso a nuestros bolsillos. Si tales máquinas serán capaces de soportar nuevas formas de vida o de mejorar las existentes, está por ver. Probablemente el desafío clave sea el entendimiento y acceso a la mente humana misma. No entendemos cómo funciona el cerebro humano, ya que todavía no hemos desentrañado su increíble complejidad. Perversamente, con la ayuda de superordenadores, podría ser posible que creemos suficientes modelos buenos como para alcanzar un entendimiento completo.BrainUSB

¿Qué clase de mundo será ese en el que nadie tendrá que morir, o sufrir enfermedades insoportables y quebrantos de la salud? Un mundo donde podamos vivir dentro de una máquina estática, una red de comunicaciones o habitar alguna forma androide o robótica. La respuesta, por supuesto, es totalmente distinta de lo que hemos experimentado hasta el momento. Probablemente el único vistazo que podamos echar a lo que podría pasar esté disponible a través de la realidad virtual. Los experimentos con el científico increíblemente menguante, capaz de vagabundear por estructuras atómicas y sentir las fuerzas que combinan el núcleo y el electrón simplemente extendiendo su mano a un extremo y al otro, nuestra capacidad para vagabundear por las galaxias y manipular la influencia de los agujeros negros en un cosmos virtual. La capacidad de ir a cualquier sitio y hacer cualquier cosa en cualquier momento y en cualquier lugar pronto estarán a nuestra disposición a través de la magia de la telepresencia, la RV y la increíblemente aumentada potencia de los ordenadores, y de la capacidad para comunicarse a través de vastas distancias a un coste virtualmente nulo. El siguiente paso lógico es la transferencia misma de la mente a las máquinas, lejos de todas las limitaciones impuestas por nuestra presente forma biológica y la de nuestra electrónica actual. Un aumento de miles de millones de la potencia informática, unido a un aumento similar de la capacidad para las comunicaciones y el almacenamiento de información, parece probable en los 30 próximos años. ¡Tal vez nuestra única posibilidad de hacer un uso pleno de dicha tecnología sea convertirnos en una parte integral de esa tecnología misma! Las ventajas son casi impensables.

El viaje espacial y temporal serían concebibles a lo largo de eones —vastas distancias y tiempos— y desde luego hacia el futuro. ¡Sin embargo, el viaje en dirección inversa sigue estando en duda! Múltiples decisiones alternativas, múltiples vidas, múltiples experiencias —copias duplicadas de nosotros mismos, copias de refuerzo a intervalos regulares que cubran cualquier forma de desastre—, verdaderas cápsulas temporales, tal vez eternas, todo eso sería posible. ¡Podríamos ser todo, estar en todas partes, ser cualquiera, experimentarlo todo! ¡Ninguna enfermedad en el sentido Convencional, sino errores informáticos, virus y parásitos que amenazaran nuestras múltiples vidas, tal vez! Una escasez de capacidad y almacenamiento informático; teleportación instantánea mediante rayos de luz y radio. Más allá de la luna en dos segundos, el sol en ocho minutos, la galaxia en 100.000 años… Tal vez el sexo tomaría una forma nueva: la mezcla de nuestras nuevas entidades, la unión, no a través del apareamiento físico transitorio de dos sistemas nerviosos, sino a través de la mezcla de dos cuerpos con inteligencias y experiencias completas. Finalmente. Tal vez incluso la fusión de todas las formas de vida humana en un solo ser etéreo soportado por un hardware orgánico que al mismo tiempo creciera y se desarrollara como Si fuera una especie de medusa cósmica. O tal vez como una ola de energía que se propagara a través del universo buscando una máquina o una unidad portadora, tal vez incluso buscando a otro de naturaleza similar. ¿Podría ser la misma creación de la fuerza vital definitiva una unidad a través de todo el tiempo y el espacio? ¡Que se haga la luz, pero que se haga antes el auténtico superordenador!.

Artículo de Peter Cochrane, extraido del libro Nueva cultura del apocalipsis editado por Valdemar.

El trabajo es la actividad de los incapacitados

Miércoles, julio 8th, 2009
Libros, Subcultura | 1 Comentario »

«El trabajo reúne cada vez más buena conciencia de su parte: la inclinación por la alegría ya se llama “necesidad de descansar” y empieza a avergonzarse de sí misma. “Cada uno es responsable de su propia salud”, se dice cuando se nos sorprende en una excursión campestre. Pronto se podría llegar al punto en el que uno no pueda ceder a la inclinación por una vida contemplativa (es decir, irse de paseo con pensamientos y amigos) sin despreciarse a sí mismo y sin remordimientos de conciencia.»

Friedrich Nietzsche, El ocio y la ociosidad, 1882

«De ahí que el obrero se sienta en su casa fuera del trabajo y en el trabajo fuera de sí. Está en casa cuando no trabaja, y cuando trabaja no está en casa. Su trabajo, por lo tanto, no es voluntario, sino obligado, trabajo forzado. No es, por lo tanto, la satisfacción de una necesidad, sino sólo un medio para satisfacer necesidades fuera de éste. Su carácter ajeno lo pone de relieve el hecho de que, tan pronto deja de existir alguna coacción física o de cualquier otro tipo, se huye del trabajo como de la peste.»

Karl Marx, Manuscritos económico-filosóficos, 1844

«En el fondo, ahora se siente [...] que semejante trabajo es la mejor policía, que mantiene a todo el mundo a raya y que sabe cómo evitar con firmeza el desarrollo de la razón, la concupiscencia y el deseo de independencia. Puesto que emplea una cantidad enorme de energía nerviosa, la cual sustrae a las actividades de meditar, ensimismarse, soñar, preocuparse, amar, odiar.»

Friedrich Nietzsche, Los aduladores del trabajo, 1881

.

La identidad entre trabajo y ausencia de poder decisorio se puede demostrar no sólo fáctica, sino también conceptualmente. Hace unos pocos siglos las personas eran conscientes de la relación entre trabajo e imposición social. En casi todas las lenguas europeas el concepto “trabajo” se refiere originalmente sólo a la actividad de la gente sin poder decisorio, de los dependientes, los siervos y los esclavos. En el ámbito lingüístico germánico se refería al trabajo ímprobo de un niño huérfano y, por eso, caído en la servidumbre. En latín “laborare” significa tanto como «sufrir una pesada carga» y se refiere, en síntesis, a los padecimientos y vejaciones de los esclavos. Las palabras románicas “travail”, “trabajo”, etc., se derivan del latín “tripalium”, una especie de yugo que se empleaba para la tortura y castigo de esclavos u otras personas privadas de libertad. En la expresión «el yugo del trabajo» aún resuena ese origen.

“Trabajo”, por lo tanto, no es ni en su origen etimológico un sinónimo de actividad humana autónoma, sino que se remite a un triste destino social. Es la actividad de los que han perdido su libertad. La expansión del trabajo a todos los miembros de la sociedad no es, en consecuencia, más que la generalización de la dependencia servil; y la adoración moderna del trabajo, no es más que la elevación casi religiosa de esta situación.

Estas circunstancias se pudieron ocultar con éxito y se pudo interiorizar este despropósito social porque la generalización del trabajo se vio acompañada de su «cosificación», a través del sistema moderno de producción de mercancías: la mayoría de las personas ya no están bajo el látigo de un solo señor. La dependencia social se ha convertido en un conjunto de relaciones abstractas del sistema y, por lo tanto, se ha hecho total. Se nota en todas partes y, precisamente por eso, apenas si se puede concebir. Donde todos son siervos, son todos al mismo tiempo señores, en tanto que cada uno es su propio tratante de esclavos y vigilante. Y todos obedecen al ídolo invisible del sistema, al “gran hermano” de la explotación del capital que los ha enviado bajo el “tripalium”.

El texto ha sido extraido del “Manifiesto contra el trabajo” escrito por el grupo alemán anti-capitalista “Krisis”. La ergofobia de estos señores, surgió hace más de 12 años con la intención de desarrollar una posición, más allá de las corrientes académicas dominantes y de los discursos paralizantes de la izquierda “movimentista”, que suponga una superación del marxismo de tipo “movimiento obrero”, sin caer en un discurso afirmativo “realista”. Permitiendo asi crear una nueva crítica social de carácter “antipolítico”. Todo esto según ellos, por supuesto.

Los primeros transplantes de cabeza

Domingo, mayo 31st, 2009
Documental, Subcultura | 4 Comentarios »

Vladimir Petrovich Demikhov, fue un científico ruso conocido por sus trabajos pioneros en el transplante de órganos. Sus primeras pruebas consistieron en los transplantes de corazón y pulmones en animales, pero sin dudas su fase experimental más conocida es la que se sucedió entre 1930 y 1950, donde consiguió realizar el transplante de cabezas en perros.

En 1952 logró transplantarle exitosamente un corazón a un perro (adelantándose varios años al transplante del doctor Barnard), y obteniendo los que se considera el mayor éxito de la historia de la medicina rusa. Sin embargo, su experimento más notorio fue el transplante de cabeza que realizó en 1953, Demikhov, logró insertar la cabeza, hombros y patas delanteras de un cachorro al cuerpo de un mastín adulto. Después de la operación, los médicos observaron como el perro anfitrión sufría incluso un rejuvenecimiento. También se llegó a observar a ambos perros salivar y tener sed al mismo tiempo, pero desgraciadamente el animal murió varios días después del transplante, sin haber prácticamente disfrutado de su nueva vida de fama y gloria.

Durante los siguientes 15 años, Demikhov realizo otras 24 intervenciones similares, creando todo un ejercito de perros bicéfalos, pero ninguno de ellos vivió más de un mes. Todos murieron por problemas de rechazo de tejidos. Demikhov sentaría precedentes: el Dr. Robert White realizaría, años más tarde, similares trabajos con el transplante de cabezas en monos. En ellos se dedico a separar en el quirófano la cabeza de un desventurado mono de su cuerpo. Seguidamente unió la cabeza al cuerpo de otro mono, que previamente también había sido decapitado, en sustitución de la original. Al despertar, el simio se mantenía consciente, era evidente que todas sus funciones craneales se mantenían intactas, podía ver, mover los ojos y la boca, seguramente todos sus sentidos funcionaban a la perfección, pero no poseía control del cuerpo al que estaba pegado, pues no fue posible ni siquiera conectar uno de los nervios a la médula espinal. Todo el equipo de White celebró el logro acaloradamente, a excepción, quizás, del confuso mono.

Si bien los sujetos se encontraban vivos después del experimento, lo cierto es que la cabeza transplantada sufriera de trastornos tetraplégicos, ya que no se ha podido lograr desarrollar con éxito un método de reunir la espina dorsal en el cuerpo del huésped.

El documental “El primer transplante de cabeza”, que trata sobre todo este asunto, puede ser visionado aquí. También encontraremos de gran interes el soviético documental-propagandístico, “Experiments in the Revival of Organisms”.

Yo no soy tonto, veo la televisión!

Miércoles, diciembre 3rd, 2008
Cine, Subcultura, Underground | Comentarios desactivados

Retard-O-Tron es un video fanzine, por así llamarlo, dedicado a recopilar todas clase de guarrerías audio-visuales emitidas por TV u otros medios especializados. No siendo excesivamente extremo, aunque si lo suficientemente asqueroso, el compendio de escenas escatológicas, porrazos, sexo rancio, skaters, deportes extremos, etc. se hace bastante ameno de ver y escuchar, la banda sonora punk-rock engrandece enriquece todo el aspecto visual. La mar de recomendable para todo jovenzuelo mongoloide, o todo el que sea mongoloide a secas.

Los archivos torrent para poder descargarse ambas entregas, pueden ser encontrados aquí.

Alquimia y Demonología

Jueves, marzo 27th, 2008
Libros, Subcultura | 2 Comentarios »

Alquimias

Conocidos alquimistas y creadores de mejunjes son Zósimo de Panópolis, Roger Bacon, John Dee, Paracelso

La principal preocupación de todos ellos era casi siempre referente a la ardua tarea de transmutar metales innobles en oro o, mejor aún si cabe, a directamente poder encontrar la llamada piedra filosofal. La mayoría acababan más bien jodidos de salud a base de tanto trapichear con mercurio, azufre y demás sustancias poco salutíferas. Sin ir más lejos Paracelso murió en extrañas circunstancias, no sin antes haber dejado un adecuado legado a la humanidad como es el Láudano, que venía siendo un preparado “medicinal” a base de vino, opio, azafrán, clavo, canela y otras sustancias, o su famoso Homúnculo, una especie de mini ser humano creado artificialmente.

La receta original para la creación del homúnculo descrita en su libro “La naturaleza de las cosas” venía a ser la a continuación descrita:

“Encierre durante cuarenta días en un alambique licor espermático del hombre, que allí se pudra y continúe a componerse en un recipiente lleno de estiércol de caballo, hasta que comience a vivir y moverse, lo cual es fácil de reconocer. Después de ese tiempo aparecerá una forma parecida a la de un hombre, pero transparente y casi sin sustancia. Si, luego de esto, se alimenta todos los días este joven producto, prudente y cuidadosamente, con sangre humana secreta (es decir una preparación alquímica roja), y se lo conserva durante cuarenta semanas a un calor constantemente igual al del vientre del caballo, este producto viene a ser un verdadero y viviente niño, con todos sus miembros como el nacido de la mujer, pero sólo más pequeño y al que llamamos un homúnculo. Es necesario educarlo con gran esmero y cuidados hasta que crezca y comience a manifestar la inteligencia.”

Los libros “Las moradas filosófales” y “El misterio de las catedrales”, ambos de Fulcanelli, son obras cumbres de la alquimia en las cuales se analizan e interpretan todo este mundo tan lleno de simbología y esoterismo.

Sobre grimorios, brujas y santa inquisición encontramos, sin ir más lejos, el “Malleus Maleficarum” (descarga aquí su traducción al castellano), un best-seller escrito en el siglo XV por los inquisidores dominicos Heinrich Kramer y Jacob Sprenger con intenciones claramente persecutorias de todo tipo de herejías, brujerías o malas mujeres en general, frases como: “cuando una mujer piensa por si misma, sólo piensa en cosas malas”, no dejan muy bien parada a ninguna dama.

Otro libro recomendable para adentrarse un poco en la historia de la magia negra y la hechicería es “Las Brujas y su Mundo” de Julio Caro Baroja.
Y por aquí podemos encontrar un listado con las sentencias de supuestos brujas y brujos Navarros juzgados por la inquisición.

Homunculo

De que sirve estar a oscuras sí no se tienen manos

Viernes, diciembre 7th, 2007
Crimen, Subcultura | Comentarios desactivados

Bien podría ser Margarita, pero es Mata Hari

Sana, bella, inteligente y seductora; Margarita Ruiz de Lihory fue señora muy importante y apreciada por la clase política y militar de los años del franquismo. Fue como una versión más castiza de Mata Hari, pero de mismos o incluso mejores resultados.
Aparte de sus continuas correrías esotéricas y de verse siempre rodeada, como cualquier vieja, de multitud de gatos, los cuales solían morírseles en grandes cantidades y de extrañas maneras; nuestra querída dama será en verdad recordada y apreciada por “El Misterio de la Mano Cortada”.
Al parecer, cuando una de las hijas de la marquesa murió de leucemia en su caserón de la calle Princesa de Madrid. Doña Margarita supo llevarse unos recuerdos antes del entierro del cadáver, agenciándose la lengua, los ojos y una de las manos. Ella confeso: “Mi hija era una santa y sólo tome estos pedazos de su cuerpo para convertirlos en reliquias”. La señora era de buena familia y tampoco hubo mala fe en sus acciones, así que el caso simplemente quedo en una travesura de aristócrata algo excéntrica.
En los subterráneos del caserón, con paredes forradas de terciopelo rojo y todo lleno de animales disecados, esqueletos y cosas en formol, se hacían toda clase de experimentos químicos y alquímicos, a parte de libertinos actos sociales. Otra buena historia es la que cuenta que Margarita cobijó a dos mad-doctors de aspecto nórdico/nazi, unos tal George Framremberg y John Schmidt, que ya puestos no eran incluso ni humanos; sino científicos Ummitas (relativo al culto extraterrestre español, UMMO) que estaban allí haciendo sus pruebas e investigaciones.

Lo único provechoso que se sacó de todo esto, fue la conocida tonada infantil: “En la calle de la Princesa, vive una vieja Marquesa con su hija Margot, a quien la mano cortó. Moraleja, moraleja, esconde la mano que viene la vieja.”

¡No compres cultura!

Miércoles, noviembre 14th, 2007
Arte, Subcultura, Terrorismo Estético | 1 Comentario »

Toboozinepi
Titulo Taboo

Taboo es un e-zine nacido en 1997 de la mano de Trevor Brown, con la ayuda de colaboradores o simples fans que le escribían vía mail. El formato de fanzine electrónico le resultó idóneo para explorar sin tabúes ni presiones editoriales toda clase de parafílias y fetichismos.

Debido a ciertas quejas por parte del propio Trevor Brown, dicho e-fanzine que aquí compartía para deleite del vasto público a tenido que ser retirado. Brown es muy suyo con sus cosas y no le gusta que anden pululando por ahí sin orden ni concierto.

Dark Secrets: Inside Bohemian Grove

Jueves, junio 14th, 2007
Subcultura | 3 Comentarios »

El Bohemian Grove viene a ser un campamento ubicado en California, en el cual miembros de la más alta sociedad (políticos, empresarios y demas gente pudiente) se reúnen asiduamente para correrse una buena juerga. Allí principalmente gastan pasta por doquier, a la par que se reconcilian con la naturaleza (más de 1.000 hectáreas de bosque de secuoyas) y purifican cuerpo y alma. El festejo culmina con una ritual semi-ocultista “satánico” en el cual queman una gran figura con forma de búho y simulan un sacrificio… o que se yo. El caso es que pirotecnia hay, que siempre luce mucho.
Dicho búho a llegado a ser asociado con el culto al Moloch que hubo en época Babilónica. Al final todo se queda en un puñado de ricachones haciendo el capullo. A su vez muchos miembros del grupo Bildeberg son asociados con el Bohemian.
El director del documental, Alex Jones, logró colarse en el recinto y grabar con camara oculta parte del ritual. Todo esto es a partir del minuto 60, por si no os queréis andar con preámbulos.

El pure de Peter Sotos

Viernes, marzo 30th, 2007
Subcultura, Terrorismo Estético, Underground | Comentarios desactivados

Peter Sotos es un degenerado arrestado por obscenidad y posesión de pornografia infantil (de todas formas, quien no tiene hoy en día fotos de niños desnudos en casa, aun que seanBrown las de sus propios hijos).
La aportación de Sotos a la sociedad ha ido desde los fanzines de peculiar motivación sádica-sexual-criminal, con niños de por medio, a la intervención en el grupo de noise “Whitehouse”. Todo un tio de provecho.
Puede que se le vea un poco el plumero transgresor y de afan de notoriedad con tanto caca, culo, pedo, pis. Incluso me da a mi, que no hay conocimiento de causa en la mayoria sus escritos, y eso le hace perder algo de credibilidad.
Por que que profundidad puede darle al asunto un señor que ni a odiao, ni a violao, ni a matao, ni na. Vamos, que seguro que hasta tiene amigos negratas y todo. Al final todo no es más que fabulas y onanismos depravados. Como el que folla de oídas y que se pone a dar consejos, no habiendo tocado una teta practicamente en su vida.

Les dejo, en ingles, los dos primeros números del fanzine Pure por el cual fue investigado y acusado. Descargar aquí.
En el nuevo fanzine Sickfun podremos encontrar información ampliada y un cuentecillo suyo traducido a nuestra lengua.

Nuevo Sickfun!!!

Jueves, marzo 29th, 2007
Libros, Subcultura | 1 Comentario »

sickfun

Una nueva tanda del fanzine Sickfun que podreís encontrar en vuestros puntos de venta habituales. Este número recopilatorio, y con cosas nuevas muy jugosas, es el mejor que se ha sacado, ya que reúne en un sólo libreto toda la diversión que cualquier familia acomodada pueda desear.

Para mayor información: Sickfun.es.vg
Si te faltan recursos y no lo encuentras, puedes pedirlo a: javisickfun@hotmail.com

P.D.: Si mencionan que vienen de parte de esta web, tendrán un trato mucho más denigrante.

12